Saltar al contenido

Por Qué San Miguel Arcángel es Santo

porque san miguel arcangel es santo

Probablemente te has estado preguntado por que San Miguel Arcángel es un santo y al mismo tiempo un arcángel.

Podríamos pensar que existen diferencias entre ambos, sin embargo, lo cierto es que las diferencias únicamente residen en la interpretación que nosotros, los seres humanos, hacemos de las escrituras.

San Miguel Arcángel es santo debido a que un ser que es uno con Dios, es un ser libre de pecado y libre de compulsiones. Es un santo porque le corresponde el máximo estado de perfección. Es un ser que expresa la omnipresencia de Dios y no está limitado a una forma.

La naturaleza de un santo

En realidad, eso es lo que es un santo, un alma que ha fundido toda su individualidad en Dios, no existe rastro alguno de ego, todo ha sido consumido en el fuego de la sabiduría y de la devoción.

Dicha sabiduría nace de realización de saber que nada existe en realidad, la única existencia y esencia, es Dios. Todo aquello sujeto a principio y fin es de naturaleza ilusoria y cusa engaño y confusión en los seres humanos.

Cuando decimos que alguien es santo es porque conoce por experiencia, no por intelecto, esta verdad.

San Miguel Arcángel es considerado como tal porque a pesar de contar con cierta individualidad, esta solo existe para ayudar a la redención de las almas.

San Miguel Arcángel está libre de deseos individuales, su único deseo, como el de cualquier otro santo es hacer la voluntad del Padre. Esta no es otra que devolver a todos sus hijos a su verdadera naturaleza, la omnipresencia.

porque el arcangel miguel es un santo

Las jerarquías son malinterpretadas por el hombre

Nos han acostumbrado a pensar en términos de jerarquías, de quien es mejor, de quién es más poderoso. Sin embargo, las escrituras nos repiten una y otra vez que todos somos iguales a los ojos de Dios.

En realidad, las jerarquías representan diferentes grados de evolución de un alma, así como, la región en donde moran dichas almas.

Pero, en última instancia, debemos mantener en nuestra mente que todo lo creado ha nacido de Dios, no hay más existencia que Dios, así que en esencia todos somos parte de esa perfección.

El mal uso del libre albedrío del hombre es la razón por la cual cubre a su alma (manifestación individualizada de Dios) con el lodo de la ignorancia y la suciedad de los deseos y apegos.

Sin embargo, es alma siempre se mantiene imperturbable, no se puede destruir ni modificar.

Cual es la diferencia entre un santo y un arcángel

En realidad, la diferencia entre un santo y un arcángel es la región en la que moran. Un santo mora o moró en la tierra, en el plano físico. Llevo una vida que podríamos considerar como común y corriente.

El Arcángel Miguel, por ejemplo, mora en una región espiritualmente más elevada que la tierra, carece de un cuerpo físico porque su vehículo es la omnipresencia. Los arcángeles ayudan al hombre de formas muy sutiles, casi imperceptibles.

Ellos todo el tiempo canalizan las bendiciones de Dios a aquellos corazones y mentes receptivos, ellos, nos dan fortaleza para combatir los problemas y tentaciones que enfrentamos a diario.

Sin embargo, el santo, a través de su ejemplo, a través de su lucha interna, enseña a los demás la forma de purificar el alma y devolverá a Dios.

porque a san miguel arcangel se le considera un santo

Los santos son las guías que tenemos en la tierra, guías que nos inspiran y nos enseñan el poder de la fe, la devoción y la sabiduría. Se enfrentan a enormes pruebas y obstáculos mundanos y son capaces de superarlos entregando su vida a Dios.

En realidad, los santos no enseñan con palabras, ellos viven en carne propia lo que fue enseñando en las escrituras. La vida de los santos es la verdadera enseñanza.

Los hombres podemos interpretar y según nosotros enseñar la palabra de Dios.

Sin embargo, Él, a través de sus santos, nos da una lección de humildad, no enseña que el verdadero valor y la verdadera sabiduría se consiguen viviendo una vida entregada a Dios.

Haciendo frente a los obstáculos y tentaciones que a diario perturban nuestro cuerpo y mente.