Saltar al contenido

Cómo Hacer un Altar a San Miguel Arcángel

altar a san miguel arcangel

En esta ocasión te voy a explicar cómo puedes hacer un altar a San Miguel Arcángel se forma simple y profundamente efectiva.

Es importante recordar que un altar al Arcángel Miguel es un receptáculo de nuestras propias energías y de las energías divinas, por lo que debemos cuidar en nuestro día a día los pensamientos, comportamientos y emociones que experimentamos, ya que, es lo primero que ofrecemos en nuestro altar.

Recuerda que lo más importante es tu comportamiento, y serás tu quien le de poder o se lo quite a tu altar, las bendiciones del Arcángel Miguel siempre están ahí, sin embargo debemos estar a la altura para ser sensibles y recibir todas las bendiciones de San Miguel.

¿Qué se le pone a San Miguel Arcángel en el altar ?

  1. Vela de color azul
  2. Mesa de madera o una tabla. En caso de no contar con madera puedes sustituir por cristal, sin embargo, debes evitar el plástico a toda costa.
  3. Un pedazo de seda de color azul o morada, en caso de no poder conseguir la seda el algodón es un buen sustituto.
  4. Una o varias plantas sembradas en maceta, si la planta cuenta con flores azules o moradas mejor, revisa si la planta necesita de luz solar o no, esto determinará la ubicación de tu altar, aunque, una violeta azul o morada, podrá vivir en sombra sin problemas.
  5. Incienso Sai Flora
  6. Imagen o figura de San Miguel Arcángel
  7. Imagen o figura de Jesucristo
  8. Agua Bendita, intenta tenerla en un recipiente de cobre de preferencia, en caso de no tenerlo que sea de cristal, evita el plástico a toda costa.
  9. Figuras o Imágenes devocionales adicionales. Coloca solo aquellas figuras o imágenes que te hagan sentir devoción, recuerda que estamos creando un espacio espiritual de devoción.
  10. Tu biblia y tus libros que consideres posean valor espiritual.
  11. El ingrediente principal es que tú estés con la mente y emociones puestas en San Miguel y en Dios, tenemos que hacer el esfuerzo con voluntad y devoción. De nada servirá un altar perfecto con emociones, pensamientos y comportamientos negativos.

El objetivo de tu altar es que te ayude a crear un ambiente espiritual en el que florezcan las cualidades nobles del alma como la compasión, la devoción, la gratitud, la humildad, la generosidad, el desapego, la veracidad, la paz divina, entre otras.

hacer altar de angeles

Instrucciones para preparar tu altar a San Miguel Arcángel

1. Coloca la mesa de madera orientada al este, de preferencia cerca de una ventana, coloca una silla, de modo que seas tú quien quedes mirando al este.

2. Coloca la tela encima de la mesa, esta debe de cubrir por completo la mesa.

3. Ubica las plantas a orillas de la mesa y las figuras e imágenes en el centro del altar.

4. El recipiente de agua bendita debe mantenerse también en tu altar.

5. Solo al momento de orar encenderás tu vela, hazlo de la siguiente forma: De pie, frente a tu altar, toma la vela, colócala en tu entrecejo, bajala a tu corazón y ora un padre nuestro seguido de una o varias oraciones a San Miguel Arcángel, puedes utilizar las oraciones de esta web.

6. Moja tus dedos en tu agua bendita y rocía todo el altar, incluida tu vela, después, con más agua bendita moja tus dedos y llevalos al entrecejo orando por purificación física, mental y espiritual, coloca un poco más de agua bendita en la nuca.

7. Enciende tu vela y colócala al centro de tu altar, asegurate de tener una base segura, hay algunas que se les puede colocar agua en el fondo. Es muy importante poner atención en la seguridad y no correr riesgo alguno. Evita también colocar tu vela cerca de cortinas.

Mantén tus imágenes, figuras y plantas a una distancia segura del fuego, insistimos en evitar cualquier tipo de riesgos.

8. Enciende el incienso, asegurate que haya ventilación.

9. Siéntate frente a tu altar, mirando al este y continúa con tus oraciones, no reces de forma mecánica, hablale a Dios en el lenguaje de tu corazón, medita en Él, habla con Él y vuélvete una persona receptiva a las bendiciones.

Intenta pasar por lo menos 15 minutos en la mañana y 15 en la noche, a solas en tu altar, intenta llevar siempre la presencia de Dios dentro, nunca te olvides que el Reino de Dios está dentro de ti.